Palabras a la clase del 1963 del Colegio La Salle de la clase del 2012

 

Los últimos 50 años

Jorge Motta 

Antes que nada, los graduandos de 1963  queremos agradecer a los graduandos de 2012 el privilegio de participar en este momento que sabemos es tan especial para ustedes.

Hace 50 años nos encontrábamos del otro lado del podio, en nuestra ceremonia de graduación en el Teatro Central.

Honestamente yo no recuerdo lo que dijo la persona encargada de hacer las reflexiones que me han asignado hacer esta noche en representación del grupo del 63.

Quiero asegurarles que ese día lo que nos interesaba era saber si entrabamos a la universidad o si podíamos conseguir un trabajo. Mucho ha cambiado desde entonces.

La distancia entre nuestro mundo del 63 y el mundo que ustedes enfrentan hoy probablemente es mayor que la distancia entre la tierra y la luna. 

En estos 50 años, cambios en conocimiento, en tecnología, en ideologías, en el crecimiento de países, en las alteraciones de las características físicas del planeta debido a la explotación desmedida de sus recursos naturales, crearon esta gran distancia entre el mundo donde nosotros empezamos y el mundo donde empiezan ustedes.

En la década del 70, diez años después de nuestra graduación, surgió por primera vez el termino “ edad de la información” con el comienzo del uso de los ordenadores. Desde entonces, el crecimiento de  información ha sido exponencial y su diseminación por medio del internet abrumador. 

Alguien ha estimado que en el mundo todos los días se producen 2.5 quintillones de bits (un quintillón tiene 30 ceros ) y que el conocimiento humano se duplica cada 24 meses.

A ustedes les tocara vivir en medio de esta avalancha de información donde lo importante será reconocer entre el ruido informático y la señal valiosa.  

Esta sobrecarga de información muchas veces nos lleva a  escoger irreflexivamente solo la información que nos gusta, construir con ella nuestra realidad e ignorar la información con valor que nos puede acercar a la verdad. 

Lo otro que no aparecía en la lista de cosas de importancia para nosotros es algo que estaba ocurriendo y está ocurriendo actualmente a gran velocidad.  Me refiero a el cambio de las características físicas de nuestro planeta.

En estos 50 años hemos ido de un estado de inatención e ignorancia sobre este problema a tener una gran cantidad de información sobre el daño que ha ocurrido en nuestro hábitat y sobre lo que podría ocurrir si este deterioro continúa desarrollándose a la velocidad que hemos notado recientemente. 

Me atrevo a decirles que en los próximos 50 años ustedes tendrán que aprender a  vivir de una manera que no contribuya a continuar el daño de los controles de temperatura de la nave que nos transporta por el universo.

Ustedes muy probablemente serán protagonistas del cambio del uso de la energía basada en carbón al uso de la energía que permitió la vida en nuestro planeta, la energía solar.

Ustedes tendrán que crear una nueva visión de prosperidad, muy diferente a la que nosotros teníamos. No podemos seguir consumiendo cada vez mas e ignorando el impacto que esto tiene en el ambiente. Ya no tenemos un rincón donde escondernos de esta realidad.

El otro cambio que ha ocurrido es nuestra capacidad de controlar enfermedades antes mortales y sobrepasar nuestras limitaciones biológicas.

Probablemente en los próximos 50 años podremos  controlar muchas de nuestras funciones biológicas por medio de la manipulación genética.

El poder controlar estas funciones representa para mi uno de los cambios mas grandes que ha de enfrentar la humanidad en este siglo y sus logros y consecuencias serán enormes. 

Siento envidia de los que en este grupo se dedique a la biología o a la medicina debido a que serán actores en el desarrollo de esta nueva capacidad del ser humano pero también siento incertidumbre a donde nos llevara este nuevo poder. 

Dejo para el fin el otro gran cambio que he visto en estos 50 años y este es el role de la mujer en la sociedad.  La mujer comienza a ser la protagonista del siglo XXI debido a su intuición particular, a su inteligencia especial y a su fortaleza emocional lo que la hacen superior en muchas áreas. 

Este nuevo rol del la mujer será un catalizador de cambios sociales, políticos y económicos que no han sido posibles por miles de años.

Pero solo he hablado de cambios y no de aquellas cosas que no deben de cambiar con la gran velocidad que hemos visto cambiar otras cosas en estos años.  Me refiero a la moral y la ética.                                             

Hay muchos retos morales y éticos en este siglo XXI.  La inequidad es uno de los mas grandes. Mientras unas naciones son inmensamente ricas otras se convierten en naciones disfuncionales que se hunden en extrema pobreza. 

¿Como es posible que en ciertas naciones se conceda a las vacas un subsidio diario de 2 dólares y que mas de dos mil millones de personas vivan con menos de 2 dólares diarios? 

Mas cercano a nosotros nos preguntamos como es posible que en las montañas de Chiriquí una niña panameña coma quizás una vez al día y ese mismo día otra se compre una cartera de 1000 dólares en un centro comercial de la ciudad?

Yo he aprendido en la practica de la medicina la diferencia entre lo que es deseable y lo que es posible. Si la pobreza extrema para unos no representa un reto moral, si para otros la corrupción que nos rodea no despierta una inquietud ética, para muchos la pobreza y corrupción extrema puede ser el comienzo de la desesperanza que nos lleve a la violencia, al odio de clases y a soluciones políticas que nos producirán aún mas dolor.

Resolver estos retos va a requerir enfrentarse a debilidades y vicios humanos bien conocidos como la corrupción, la codicia desmedida, la ausencia de respeto por otros seres y la falta de visión amplia cuando se tiene mucho poder.

Ustedes son nuestra esperanza de que algún día veremos la corrupción y la pobreza extrema eliminada de nuestro país.  La educación que han recibido aquí les ha dado las herramientas y los valores con los cuales pueden luchar para eliminar estas lacras para que no lleguemos a ver desesperanza, odio y violencia entre nuestros ciudadanos.

Como en una pintura impresionista, hoy solo les he dado trazos de luces y sombras pero no el detalle de hacia donde llevaran estos cambios al mundo donde ustedes van a vivir. No puedo darles ese detalle.

Pero si puedo decirle que siento que no ha habido un mejor momento para vivir en la historia del mundo que este Siglo XXI.

Ni la Atenas de Pericles, ni la Florencia de Leonardo, ni el Londres de Shakespeare se podrán comparar a este extraordinario siglo donde ustedes van a vivir y donde el conocimiento y la moral serán los factores determinantes para resolver los grandes retos que hoy enfrenta la humanidad.

La clase del 1963 los felicita por lo que hoy han alcanzado y esperamos que dentro de 50 años habrá uno de ustedes en este podio describiendo un mundo mejor y mas feliz.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Leave a comment

Filed under Educacion

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s